Buscadores de tesoros

Para sus descubrimientos no necesitan un péndulo como el profesor Tornasol y son bastante más perspicaces que Hernández y Fernández. George Klabin, presidente de Resonance Records, y su mano derecha Zev Feldman, al que algunos llaman “el detective del jazz”, encuentran, restauran y empaquetan con mimo grabaciones de jazz que nunca llegaron a publicarse. En abril editaron Some other time: The lost session from the Black Forest, una sesión del pianista Bill Evans con Eddie Gómez y Jack DeJohnette, de junio de 1968, en los estudios MPS.

Resonance Records se define en su web como sello de jazz sin ánimo de lucro y con una misión: preservar el legado del jazz y descubrir a las estrellas del mañana. Zev Feldman, siempre a la caza de material inédito, anda preguntando a promotores, periodistas y músicos si conocen a alguien que tenga cintas. Y se sube a un avión en cuanto sospecha que los archivos de la radio pública francesa contienen documentos sonoros de grandes jazzistas estadounidenses que hallaron refugio en el París en los años sesenta.

Desde que descubren el tesoro hasta que lo presentan al público pueden pasar varios años. Es el caso del disco de Sarah Vaughan Live at Rosy´s editado en marzo. En 2011, Feldman supo de la existencia de una grabación de Sassy con su trío en el club de Nueva Orleans. Cuatro años le costó averiguar el paradero de los participantes aún vivos –y de los herederos de los ya fallecidos- y lograr el visto bueno de todos los implicados. Resonance paga derechos y se ha ganado una reputación que ahora facilita su trabajo.

Ni George Klabin ni Zev Feldman son unos recién llegados: con 19 años, Klabin, estudiante en Columbia, ya grababa a músicos para su programa de radio en la universidad; Feldman, que trabajó en PolyGram, Rhino y Concord, asegura que pasó su juventud viviendo en tiendas de música. Klabin llevaba casi veinticinco años alejado del negocio musical cuando decidió crear la Rising Jazz Stars Foundation en Los Angeles. El sello nació en 2008, al comprobar que ninguna compañía se interesaba por los artistas que estaba apadrinando.

Aunque son los proyectos de archivo los que han hecho de Resonance una referencia. En el catálogo están disponibles, desde febrero, los discos de Stan Getz y João Gilberto Getz/Gilberto ’76 y Stan Getz con su cuarteto Moments in time. También en febrero se incorporó la referencia de Thad Jones/Mel Lewis Orchestra All my yesterdays y, en marzo, la del organista y pianista Larry Young In Paris: The ORTF recordings.Todos estos discos remasterizados desde las cintas originales, cuentan con cuadernos –incluso en la edición digital- que incluyen textos valiosos: en In the beginning, de Wes Montgomery, hay comentarios de Quincy Jones y Pete Townshend; el ensayo de Offering: Live at Temple University, de John Coltrane, es obra de Ashley Kahn; en el de Larry Young escriben John McLaughlin, John Medeski, Bill Laswell…  Las fotografías las firman Herman Leonard, Ray Avery, Chuck Stewart, Tom Copi, Giuseppe Pino… Para septiembre, Resonance Records tiene previsto editar un concierto de la fallecida Shirley Horn en el hotel The Four Queens de Las Vegas. Todavía quedan tesoros escondidos.

Publicado en El País, 22/6/2016

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *